Bioimpresora 3D: reproduciendo PIEL HUMANA.

El proyecto fue llevado a cabo por investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, en colaboración con la empresa BioDan Group. Se basaron en una investigación desarrollada en el 2000 en Austria, donde a través de una biopsia de piel de pacientes humanos se lograba generar toda su piel en tres semanas.

La bioimpresora es capaz de replicar la estructura total de la piel, en orden desde lo externo (epidermis con su estrato corneo) hasta la capa más profunda o dermis con todas sus células especializadas (fibroblastos). La misma, en lugar de usar cartuchos con tinta de colores, utiliza jeringas con componentes biológicos: proteínas, células, factores de crecimiento y andamiajes. Estos componentes son los mismos que se usan para crear la piel a mano, pero adaptados a la impresora.

La producción de estos tejidos se puede realizar a partir de células del propio paciente (piel autóloga) o a partir de piel de un donante (piel alogénica). En ambos casos se debe proceder a extraer la piel a través de una pequeña biopsia, cultivarla y conseguir su multiplicación, para luego mezclarla con los demás componentes e imprimir la piel.

Actualmente, este desarrollo se encuentra en base de aprobación por las diferentes entidades reguladoras europeas, que buscan garantizar el acceso del producto a todos aquellos pacientes con quemaduras y otros problemas de la piel; además de usarlo en la prueba de productos farmacéuticos y cosméticos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *